LA CIUDAD


LA CIUDAD 

 Viví en el destierro más allá de mis murallas,

que ocultan su alma originaria:

de restos de diatomeas,

de espículas de esponjas,

de lo que no se confiesa,

de la verdad azarosa,

de la confusa falacia,

de los ejes agudos de la existencia.

Abrí los portillos errados,

en la ansiedad del regreso,

cercado por el desierto,

donde se alzan las almenas de mis torres,

y los miradores del desasosiego..

.

Perdí las llaves de la ciudadela desolada,

en la niebla de la infancia.

Sé que los muros de pétreo pedernal,

no se conquistan sin lucha, sin batalla,

sin conocer el amor de la furia.

Vesta enciende el fuego sagrado

del hogar de mis espejos,

a la espera de la entrada triunfal

a la ciudad de mi mismo,

de la que jamás he partido.

Ruben Thieme

Abril de 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: