EXISTIR


 

 

Albricias, amaneció otro día,

con el mar pariendo al Sol.

Vuelves a mi, con la alegría de que soy otro,

mi corazón ha despertado abrasado por los fuegos.

Aleluya, la música espera tus pasos sedientos,

arde la Primavera, en tus rosados tallos.

Reconozco, he sido ingrato contigo,

todo de ti, me has dado sabiendo

que te abandonaría como una estatua

forjada con la sal de mis estuarios.

Es mi prontuario,

soy un viejo baboso que llora en los velorios,

… más, palmo a palmo, mis uñas, cuando muera,

mis manos, mis dedos, mi cuerpo desnudo,

escaparán de mi sepulcro,

escalará tu cama de diva de nailon sin decoro,

y ahogarán el grito de éxtasis de tu amado.

Ruben Thieme

Agosto 07. 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: