PRIMERA MUJER


 

 

Comiste el fruto prohibido,

que anidó en tu vientre.

nueve lunas te invistieron del poder,

y premiaron tu curiosidad presurosa.

Dejaste tus huellas en Venus,

te paseaste por la Luna,

para llegar ahora inmaculada…

en tu cuerpo de humus, de grácil agua,

vital, dócil, fecunda…

Velas por el ingenuo mundo,

hecho de canciones de cuna.

En tus entrañas,

el Amor trastoca

el fruto que se libera a si mismo.

Aquél  nuevo yo que mecerás con ternura,

en tus brazos de madre luz.

El mismo fruto,

del océano vital,

corona tu trascendencia,

se apropia de todas las semillas

de una Vida que germina en ti, seductora.

Desde el Génesis, mujer,

viraste el castigo

del dolor a la alegría.

Fuiste Eva…

Hoy eres la rama de un árbol, de tiernas hojas

que buscan el Sol,

que esperan sin sombras,

las flores y el semen,

a los que nunca renuncias.

Con tu instinto,

hurtas con inocencia,

todas las estaciones…

los días, noches enteras,

para después, morir de pie,

con tus hondas raíces,

enclavadas firmes en la Tierra.

Julio 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: