CALIZ


 

CALIZ

Mi vida urge con los años,

mis pasos apuran sobre la playa,

mis huellas espejan la luna llena,

me asombran la conchillas y viejas caracolas labradas,

que abandonó el tiempo impiadoso.

Me demoro absorto en tu inocencia desnuda

cuando descubro tu cáliz en la arena,

ante el mar que paciente nos espera.

Eres mi sello divino,

eres símbolo de los dioses y tesoro abandonado,

de algún naufragio de pasiones.

Acaricio el contorno de tu cáliz,

yo soy el vino amable y secular

que te desborda,

al conjuro de tus labios,

para que me bebas hasta la última gota.

El mar nos acompaña y espera,

este viaje no sabe de confines.

Se que la vida prosigue,

mas allá de riscos y acantilados,

mas allá de esta playa y el mar que nos espera.

El camino nació contigo al primer paso,

para que Dios urdiera esta humorada.

Llegando al final,

nos disolveremos en el mar hospitalario,

seremos olas y burbujas,

donde brotan las perlas del rocío en las mañanas,

y las lluvias copiosas y las nubes de sueños.

Y juntos moriremos besando la playa recorrida,

que ya  habrá olvidado nuestros rastros en la arena.

Ruben Thieme,

Marzo 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: