LA INTRUSA


LA INTRUSA

El grave vórtice[1] de mis pesadillas

me llama a la vigilia del alba sombría,

                                                          en este mundo riguroso,

donde somos fútiles trebejos

en el tablero de esta tierra,

pues llega puntual otro día.

Nadie expiará nuestro pecado mortal,

                                                          y está escrito,

                                                          la culpa del cautivante sexo soñado.

                                                          .

Cuando hacemos el amor,

se difuma el tiempo y la historia

en el laberinto de mis espejos,

donde eres la diminuta flor de la caoba,

y admiro tu tersura de ébano,

en tu blanca anatomía de mujer.

Has invadido mi morada de hombre solitario,

deberás soportar entonces,

el desenlace brutal de una vida torpe,

pues soy esa curva concoide[2] que se acerca a ti,

al objeto de todos mis deseos,

y no te toca.

Ruben Thieme

Mayo 10, 2010.


[1] Vórtice: torbellino. Núcleo del mismo.

 

[2] Concoide: Curva que se aproxima a una línea sin tocarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: