TAROT


 

TAROT

 

Algunos dioses compusieron el escenario,

el errante laberinto,

el espejismo del camino fatal que no existe,

la oscuridad de lo secreto,

las fronteras irrevocables de la vida,

la ventura de los mortales,

el territorio donde despliego mis trebejos.

Cuando el misterioso mazo sobre la mesa

                                                          viaja,

como mariposas sin alas,

adonde los amaneceres no perecen,

ni las quimeras impetuosas,

entonces, el taroco infalible dicta su sentencia.

Por esas causalidades inciertas,

de bastos, copas, oros, espadas,

la mancia augura la salvaje dentellada del tiempo,

taja las arterias de toda mi ternura

se derrama en tu piel bajo las sábanas,

en la hora suprema, al final de mi jornada.

Ruben Thieme

Junio 22, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: