TRIANGULO


TRIANGULO
El destino aletea atrapado
             en la red del azar,
somos hijos del Caos y de la Noche,
cremaron nuestros párpados,
y los ojos ya no pueden palpar la piel de los deseos,
la otrora del otro, el territorio de lo incierto,
las fronteras cerradas por los ensueños.

La vida deja señales indelebles,
de andar con duelos a cuestas,
en el fluir por el sendero,
el horizonte se aleja y avanzamos,
del tiempo, los espejos nos persiguen,
para siempre divisarnos.

Vives,
no sobrevivirás las heridas y las esperanzas,
te perseguirá el fantasma del destino,
en la niebla de futuras madrugadas.

Estamos sentenciados,
en el triángulo anhelado, a no vernos,
son  los lados del Amor que cercan
nuestros cuerpos.

Somos
un soplo consonante, carente de sonido,
que busca incesante una vocal que lo sostenga,
y las frutas prohibidas de un acento.

Ruben Thieme
2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: