VIAJEROS DE ESTA VIDA


Para Eugenia.

 

Trepo a los bemoles

que cancionan tus miradas,

mientras equilibro la línea de un verso

aquilato la vida cristalina

que viviste en una pena.

En cuanto será tu mañana centelleante,

habré sido Elotro y Elmismo,

triste ínsula soy,

que blasfema en silencio,

un penitente que huyó de la febril acera,

agitando las aspas del demonio,

clavadas en mi cuerpo dentro tuyo,

que busca refugio en tu seno.

Aunque estire los cordeles del tiempo,

solo asoman cadáveres,

nada dispuestos a la risa,

que tesórean mi historia irrevocable,

testando el polen de mi estambre,

en tu flor abierta.

R.Thieme

2010

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: